El ayuno curativo

  • Uncategorised (14)
  • Historia (5)

    La historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad y como método el propio de las ciencias sociales.1 Se denomina también historia al periodo histórico que transcurre desde la aparición de la escritura hasta la actualidad.

  • Personajes populares (1)
  • Efectos del ayuno (3)

    "Cuatro quintas partes de las enfermedades que padecemos son debidas, directa o indirectamente, a productos químicos tóxicos originados por una fermentación y putrefacción gatrointestinal cuya causa es un exceso de comida, o con más frecuencia todavía, una alimentación irracional. En estos casos el ayuno es el método soberano para recuperar la salud." Dr. Guelpa


    Tras dos siglos de estudios , la fisiología del ayuno es actualmente bien conocida desde el punto de vista científico. Los hallazgos no hacen sino confirmar punto por punto lo que desde tiempos inmemoriales se venía afirmando, tanto desde el conocimiento popular, como desde ciertos ámbitos de la medicina antigua.

  • Contraindicaciones (3)
  • Beneficios (1)
  • Recomendaciones (5)
  • Material de soporte (0)

    Libros

    En esta sección encontrará una selección de publicaciones sobre el ayuno aparecidas en distintos medios y formatos. Libros, prensa, vídeos, estudios científicos, eventos...

    Una base de datos creciente y en constante actualización sobre todo lo relacionado con el estudio y el desarrollo del ayuno.

  • Centros de ayuno (0)

    Como hemos comentado en varias ocasiones, es indispensable acudir a un especialista antes de emprender ayunos superiores a 24 horas (particularmente en ayunos hídricos). El visto bueno de un médico o experto nutricionista es fundamental a la hora de descartar cualquier posible complicación, ya que no siempre somos conscientes de nuestro verdadero estado de salud.

    El ayuno asistido es aquél que se realiza bajo supervisión constante de personal cualificado. Cualquiera que sea el tipo de ayuno que uno desee realizar, en la actualidad existen centros especializados en salud que contemplan el ayuno dentro de sus servicios.

  • Testimonios (5)

    Son muchas las personas que han practicado el ayuno con fines terapéuticos y sienten la necesidad de compartir su experiencia con la sociedad, aún desconocedora de los beneficios que este método proporciona. En esta sección mostramos una serie de testimonios de personas que han publicado sus vivencias con el ayuno.

  • Contacto (0)

    Por favor, utilice el siguiente formulario para hacernos llegar cualquier asunto que considere oportuno. Estaremos encantados de recibir sus aportaciones y tenerlas en cuenta a fin de mejorar los contenidos de este portal.

  • All (0)
    • Información general (4)

      En esta sección nos aproximamos al concepto del ayuno en términos generales, para saber en qué consiste, desde qué puntos de vista se puede tratar y qué nos ofrece, entre otras informaciones.

    • Tipos de ayuno (0)

      Existen múltiples formas de practicar el ayuno, todas ellas con abundantes efectos positivos para nuestra salud. Sin embargo, no todo el mundo que decide ayunar lo hace por el mismo motivo ni de la misma manera.

      Aquí estableceremos una primera aproximación a los tipos de ayuno, distinguiéndolos en función de los siguientes parámetros: las motivaciones que llevan a practicarlo, sus modalidades o forma de aplicación y su intensidad.

      • Motivaciones (0)

        Cada persona tiene sus razones para practicar el ayuno, sean del tipo que sean. No es lo mismo un ayuno voluntario que un ayuno impuesto, y tampoco es lo mismo ayunar para prevenir una enfermedad que para protestar contra una injusticia determinada.

        En esta sección abordaremos los motivos que pueden llevarnos a ayunar, independientemente de la duración o la intensidad del proceso.

        • Terapéutico (3)

          Tras una primera aproximación al ayuno bajo el punto de vista religioso, hemos hablado sobre el higienismo y sobre el ayuno con fines estéticos.

          Siguiendo, pues con nuestra categorización basada en la motivación del ayunante, en este apartado abarcaremos el ayuno que se emprende con fines curativos, sanadores, depurativos, preventivos, o lo que es lo mismo, el ayuno terapéutico.

          • El ayuno preventivo (1)

            Si cada cierto tiempo nos vamos de vacaciones para descansar de la actividad acumulada durante el resto del año, ¿por qué no gratificar de la misma manera a nuestro cuerpo con unas vacaciones reparadoras?

            Tanto a nivel físico como psicológico, el ayuno ha demostrado ser un método altamente eficaz en la prevención de patologías y enfermedades comúnmente originadas por un organismo desgastado en exceso.

            Muchas personas lo han incorporado a su vida cotidiana como una práctica rutinaria en la que encuentran una forma sana y sencilla de purificarse, renovarse y armarse de energía.

          • El ayuno curativo (2)

            A raíz de los crecientes estudios científicos y de los sorprendentes resultados obtenidos, el ayuno se ha utilizado no sólo para solucionar enfermedades agudas sino también para tratar enfermedades crónicas.

            De hecho, y como hemos podido ver hasta ahora, pocas son las patologías susceptibles de ser mitigadas o erradicadas mediante el ayuno terapéutico. Incluso en enfermedades graves como ciertos tipos de cáncer en fase avanzada (especialmente de hígado o riñones), tuberculosis, y graves enfermedades del corazón.

            Con todo, existen enfermedades en las cuales no sólo el ayuno no va a beneficiar, sino que además su práctica podría resultar perjudicial. De esto trataremos en nuestra sección de contraindicaciones.

        • Estética (1)

          Independientemente de su poder terapéutico, entendido como la prevención y curación de dolencias, uno de los beneficios del ayuno más atractivos para el gran público es el que tiene que ver con la reducción de grasas y el rejuvenecimiento de la piel.

          Así pues, en este apartado trataremos en detalle sobre el poder del ayuno bajo el punto de vista de las motivaciones estéticas, centrándonos fundamentalmente en esos dos aspectos mencionados. 

          • Adelgazamiento (5)
            • Dietas de ayuno (0)

              Aunque parezca contradictorio, existen varias maneras distintas de ayunar en función de los alimentos que se ingieran durante el periodo de ayuno.

              La forma más popular o "radical" del ayuno absoluto, o "ayuno negro" (la menos recomendada, por otra parte) excluye tanto comida como bebida. El ayuno hídrico o ayuno con agua es considerada la forma más efectiva y, tal vez, el ayuno propiamente dicho.

              Sin embargo, en esta sección vamos a centrarnos en aquellos ayunos (monodietas, monoayunos o semiayunos) donde se contempla la ingesta de uno o varios alimentos, especialmente indicados por sus propiedades beneficiosas para la salud.

          • Piel (1)
        • Religión (0)

          Tal vez el ayuno del que a edad más temprana tenemos conocimiento es el que viene impuesto por las costumbres religiosas: el ayuno, o abstinencia, concebido como acto de penitencia.

          Desde el cristianismo, pasando por todas sus corrientes, hasta prácticamente todas las religiones conocidas, el ayuno se prescribe dentro de los calendarios litúrgicos con su finalidad específica para aquellos fieles que lo practican.

          A pesar de las discrepancias existentes entre los cientos de creencias religiosas y los motivos que cada una de ellas aduce para ayunar, todas coinciden en asignar unos valores comunes al ayuno: el crecimiento espiritual, la aproximación a Dios y el poder de hacer al individuo una mejor persona.

          No comer parece ser algo innatamente religioso. El hambre física es una metáfora demasiado buena del hambre espiritual, y ayunar es proclamar nuestra hambre por lo que no es físico - por lo divino. Al mismo tiempo, el hambre física es una metáfora de los deseos del cuerpo, y el ayuno significa la superación de esos deseos, el intercambio del cuerpo por el espíritu. En mayor o menor medida, y en algún u otro momento, todas las grandes religiones esperan que sus seguidores ayunen; pero en todos los casos es por las mismas razones: para enfocar la mente en Dios, para controlar el cuerpo, para prepararse para la revelación, y para ofrecer penitencia o sacrificio.1


          1Apt Russell, Sharman. Hunger: An Unnatural History. New York: Basic Books, 2005.

          • Cristianismo (5)

            El ayuno es una práctica común en la mayoría de ramas del cristianismo. Según el Código de Derecho Canónico de 1983, Canon 1249, en los días de penitencia, los fieles deben dedicarse de manera especial a la oración, realizar obras de piedad y de caridad y negarse a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia1.

            Sólo una minoría de doctrinas cristianas lo relegan a una mera observancia externa, de elección personal.


            1Canon 1249, en Código de Derecho Canónico, libro IV: De la funcion de santificar la iglesia, parte III: De los tiempos y lugares sagrados, título II: De los tiempos sagrados, cap. II: De los días de penitencia.

          • Ayuno en las sagradas escrituras (7)
          • Otras religiones (7)
        • Higienismo (2)
        • Ayuno reivindicativo (1)
        • Ayuno espiritual (1)
        • Estilos de vida (3)
      • Modalidades (0)

        Una vez analizado desde el punto de vista de las motivaciones más comunes que pueden llevar a practicarlo, en este apartado trataremos sobre las formas de llevar a cabo el ayuno.

        En otras secciones de este portal, trataremos en detalle el proceso del ayuno, o cómo ayunar, siguiendo paso a paso las etapas previas, intrínsecas y posteriores al proceso del ayuno. Aquí, sin embargo, nos centraremos en las dos maneras en que una persona puede realizar su ayuno: de manera individual o asistida.

      • Intensidad (0)

        A pesar de todo lo que se ha hablado hasta ahora sobre ello, en lo referente a ayuno terapéutico, podemos hablar de tres categorías básicas según la intensidad (es decir, la cantidad o el tipo de nutrición que se lleva a cabo).

        La primera es el ayuno absoluto, en la cual no se ingiere ni comida ni bebida; el segundo tipo es el ayuno parcial, que suele incluir bien sólo agua o bien agua más otros líquidos como zumos de frutas e infusiones; y por último, el ayuno intermitente, en el que se alternan días de ayuno y de no-ayuno, con múltiples opciones en materia de alimentación.

        En términos generales, y siempre desde un punto de vista de ayuno saludable, los ayunos absolutos no deben exceder de uno o dos días consecutivos. El ayuno parcial suele tener resultados en cuestión de 3 días a una semana; mientras que un ayuno intermitente se debe prolongar durante períodos más dilatados a fin de obtener los resultados deseados.

Inicio     Sobre nosotros     Contacto     

Una amplia selección de material recopilado con el fin de dar a conocer de manera objetiva todo lo relacionado con el acto de ayunar.