El ayuno con motivaciones estéticas

0
1081

Motivos esteticosHoy en día es habitual leer sobre personajes más o menos populares que invierten parte de su fortuna en tratamientos médicos para darle un aspecto más juvenil a su cuerpo. La cirugía estética puede que sea el caso más común en la actualidad.

También están los que, a fin de paliar los excesos con los que han maltratado a su organismo durante los años de juventud, recurren a transfusiones de sangre para “renovarse” por dentro y evitar así la aparición de enfermedades prematuras.

En la mayoría de las personas, la degradación de los órganos externos viene dada por patologías o desajustes de origen interno. Una dieta incorrecta, la sobrealimentación, el exceso de trabajo, la falta de descanso, y tantos otros malos hábitos de la vida actual nos maltratan por dentro tanto como nos afean por fuera.

A diferencia de lo que comúnmente nos enseña esta sociedad, una mayor ingesta de alimentos no sólo no ayuda a prevenir o curar estos problemas, sino que incrementa sus probabilidades de aparición.

Como hemos comentado en otras secciones, el ayuno, al liberar al cuerpo de trabajos “adicionales”, le permite centrarse en procesos de regeneración o autocuración. Por tanto, al rejuvenecer los órganos internos, el cuerpo se rejuvenece por fuera de manera natural, a la vez que aumenta nuestra longevidad y nuestras capacidades mentales y físicas.