El crudiveganismo

Mencionamos en este apartado el estilo de vida crudivegano, en tanto los fundamentos de su dieta están muy próximos al ayuno. Para muchos, este término puede sonar completamente desconocido. Por eso resumimos a continuación las distintas ramas o vertientes que están asociadas a él y que ayudarán a concebir mejor su significado.

Vegetariano: El vegetarianismo se define como la práctica de no comer carne, pollo o pescado o sus productos derivados, aunque puede o no incluir el consumo de huevos o productos lácteos. Los vegetarianos pueden o no tratar de minimizar el uso de productos animales más allá de la comida como hacen los veganos.

Vegano: excluye la carne animal (carne, pollo, pescados y mariscos), productos animales (huevos y lácteos) y generalmente excluye la miel y el uso de otros productos animales (cuero, seda, lana, lanolina, gelatina…).

Las principales sociedades veganas desaprueban la miel, pero algunos “veganos” la siguen consumiendo. Algunos veganos también rechazan las levaduras.

Vegano Dietético: sigue una dieta vegana, pero no necesariamente excluye el uso de productos animales no alimenticios.
Ovo-Lacto Vegetariano: lo mismo que VEGANO, pero también come huevos y productos lácteos. Es la forma más “popular” del vegetarianismo.

Lacto Vegetariano: lo mismo que VEGANO, pero también come productos lácteos.

Veggie: en inglés, apodo abreviado de VEGETARIANO; a menudo incluye a los VEGANOS.

Vegetariano Estricto: originalmente significaba vegano, ahora puede ser vegano o vegetariano

El veganismo crudo, o crudiveganismo, es una dieta que combina los conceptos de veganismo y de la alimentación crudista. Excluye todos los alimentos de origen animal, así como alimentos cocidos a una temperatura superior a 48 grados. Esta forma de alimentación se basa en verduras y frutas crudas, frutos secos y pastas de frutos secos, granos germinados y legumbres, semillas, aceites vegetales, algas marinas, hierbas y jugos frescos.

Dentro de esta forma de dieta, se pueden encontrar aun otras subcategorías más restrictivas y, por tanto, más próximas al concepto del ayuno, como el frutarismo o frugivismo (alimentos vegetales cuya extracción no mata a la planta), granivorianos (brotes y semillas germinadas) y, lo que sería el equivalente a un ayuno de jugos, el a jugarianismo

Los partidarios del estilo de vida crudivegano afirman que éste ayuda a construir una fuerte inmunidad contra la mayoría de dolencias, gracias su riqueza en toda tipo de minerales, vitaminas y proteínas. Por ejemplo, las semillas germinadas, aceites vegetales, jugos, hierbas, frutas frescas, etc. son una parte esencial de la dieta crudivegana.

El razonamiento básico a favor de la ingesta exclusiva de alimentos crudos se fundamenta en el hecho de que, a partir de esos 42ºC, las enzimas naturalmente presentes se eliminan, dando lugar a un alimento desvitalizado. Si se consumen en exceso alimentos cocinados, esa carencia de enzimas y vitaminas hace desequilibar el organismo, ya que provoca una mayor demanda enzimas metabólicas para ser usadas como enzimas digestivas, con lo cual el sistema inmunológico se deprime, con el subsiguiente efecto negativo en la salud (aumento de peso, envejecimiento acelerado, aparición de enfermeades).

Por ejemplo, los compuestos que ayudan a eliminar las bacterias dañinas de los pulmonesy el cáncer que encontramos en el brócoli, los sulforafanos, se reducen considerablemente al someterlo a cocción. Ciertas vitaminas, como la vitamina C y el ácido fólico, se destruyen mediante la acción del calor. Además, la cocción también favorece la formación de compuestos potencialmente nocivos en los alimentos, tales como productos de glicación avanzada y aminas heterocíclicas.

Por contrapartida, y aunque no sean la mayoría, existen otros alimentos que adquieren un mayor valor saludable tras ser cocinados, como el tomate, que incrementa hasta cuatro veces más su cantidad de licopeno en crudo, ya que la porción fibrosa se descompone.

Entradas recientes