El ayuno en el Judaísmo

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Puntuación 2.85 (10 Votos)
El ayuno en el Judaísmo

El ayuno judío, llamado ta'anit, taanis o taʿanith, fue practicado por los judíos antiguos en épocas de peligro o desastre, como muestra de arrepentimiento y para evitar la ira de Dios. Las comunidades judías modernas realizan el ayuno el día que ellos llaman de Yom Kippur, durante veinticuatro horas. Para éstos, el ayuno se entiende como un acto de arrepentimiento, una expresión de lamento y como una súplica.

 

“Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día será segregada de entre su pueblo. Toda persona que hiciere cualquier clase de obra en este mismo día, Yo destruiré a tal alma de entre su pueblo. Ninguna clase de obra habéis de hacer; estatuto perpetuo será en todas vuestras generaciones y en todas vuestras moradas. Día de descanso solemne será para vosotros en el cual afligiréis vuestras almas. A los nueve días del mes, por la tarde, de tarde a tarde, celebrareis vuestro día de descanso.” Lev. 23:29-32

Así pues, el Yom Kippur (día de la expiación) constituye la fecha más popular y respetada dentro del judaísmo, incluso por aquellos sectores menos practicantes. De hecho, es la única mención sobre el ayuno (concebido como “aflicción del alma”) que se puede encontrar en el libro sagrado de esta religión, la Torá.

Y esto os será un estatuto perpetuo: en el mes séptimo, a los diez días del mes, humillaréis vuestras almas y no haréis obra alguna, ni el nativo ni el forastero que reside entre vosotros; porque en este día se hará expiación por vosotros para que seáis limpios; seréis limpios de todos vuestros pecados delante del SEÑOR Lev. 16:29

El segundo en importancia es el Tisha b'Av, el noveno día del mes hebreo Av. Se le conoce como el día más triste en la historia judía, ya que conmemora una serie de sucesos luctuosos para el judaísmo (la destrucción del Primer Templo por Nabucodonosor, la destrucción del segundo Templo por Tito, la caída de Betar, la expulsión de los judíos de Inglaterra por el Rey Eduardo I, la expulsión de los judíos de Francia, y el destierro de los judíos de España por los Reyes Católicos en 1492).

Tanto en Yom Kippur como en Tisha b'Av, el ayuno es de carácter absoluto, sin comer ni beber agua. Comienza al alba y termina al anochecer del día siguiente.

Además de estos dos, existen cuatro períodos de ayuno público, que son los siguientes:
• El ayuno de Gedaliah on the day after Rosh Hashana
• El ayuno del 10 de Tevet (día del asedio que llevó a la caída de Jerusalén)
• El ayuno del 17 de Tamuz (cuando se produjo la primera grieta del muro)
• El ayuno de Esther, justo antes de la fiesta de Purim
En un ámbito más reducido, se conmemora con el ayuno las siguientes festividades judías:
• Bahab: los dos primeros lunes y el primer jueves de los meses Jeshván e Iyar
• Yom Kippur Katan: (el pequeño Yom Kippur) la víspera de cada Rosh Jodesh
• Taanit bejorot: el decimocuarto día de Nisán, en commemoración de las diez plagas.

Igual que en otras religiones, los judíos pueden adoptar días de ayuno voluntarios en función de su situación personal, de manera individual o en pequeños colectivos. Se suelen practicar como muestra de arrepentimiento ante tragedias o calamidades inminentes. Asimismo, los lunes y jueves también son considerados días especialmente propicios para ayunar.

Con la salvedad del Yom Kippur, está terminantemente prohibido ayunar en Sabbat, el día de descanso semanal judío (desde la puesta de sol del viernes hasta el anochecer del sábado), ya que la Torá prescribe su observación por encima de cualquier otra práctica.

Inicio     Sobre nosotros     Contacto     

Una amplia selección de material recopilado con el fin de dar a conocer de manera objetiva todo lo relacionado con el acto de ayunar.